La clasificación de las formas clínicas de acné, se hace teniendo en cuenta el tipo de la lesión elemental del acné que predomina, y según que estos elementos dejen o no cicatrices, en dos grandes grupos: superficiales y profundas.
Entre las formas superficiales de acné que no dejan cicatriz al curar, se pueden citar:

ACNÉ COMEDONIANO
Es una forma superficial que se caracteriza porque en las zonas afectadas se encuentra la presencia de comedones, al presionar con las uñas de los dedos, se eleva el filamento seborreico con su extremidad exterior negra y el resto amarillento blancuzco, al extraer el filamento deja un hueco vacio, que será ocupado por otro nuevo. Esto se puede evitar con astringentes activos, que al provocar una reacción inflamatoria, cierran los poros.

ACNÉ PAPULOSO
Esta forma superficial de acné, está constituída por una inflamación del comedón, alrededor del cual se origina la pápula de color rosado, luego de lo cual puede o no apreciarse el comedón.

ACNÉ PUSTULOSO
Apartir de una pápula, puede formarse una pústula, pues el proceso inflamatorio el más agresivo, por al acción de los estafilicocos, al comprimirse esta pústula, da salida a una gota de pus amarillo. Es muy importante en estos casos, el uso de una Loción Antiséptica Facial, que destruya y elimine los microorganismos, y luego una Máscara Astringente Antiséptica Facial que actúa realizando un efecto astringente y descongestionante.
En los hombres se indica las fricciones con Gel Antiséptico hasta total absorción, actuando como antiséptico y astringente, es muy aconsejable su uso después de afeitarse.

Entre las formas profundas de acné, o sea aquellas que al curar dejan cicatriz, se pueden citar:

ACNÉ NODULOQUÍSTICO

En este tipo de acné, se encuentran las lesiones situadas en la dermis, y nódulos, que se ubican en la hipodermis y donde la inflamación transpasó los límites de las glándulas sebáceas, engloban también los tejidos adyacentes profundos.
Los  nódulos pueden mantenerse un tiempo indefinido en su forma y estado, o bien, pueden reblandecerse y eliminar su contenido al exterior en forma de pus.
Las formas profundas suelen dejar cicatriz, al verter su contenido al exterior, porque al hacerlo, perjudica y lastima la capa basal de la piel.

ACNÉ CONGLOBATA:
Esta forma de acné se observa en los hombres jóvenes y se localiza en la nuca, hombros y espalda, con lesiones de foliculitis, que producen abcesos voluminosos, que al curar dejan pronunciadas cicatrices atróficas causadas por este tipo de acné.